21 may. 2014

Las paradojas.




Hellooooooooooooo, my frieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeend!
Total, estoy segura de que todos habréis oido hablar de las paradojas.
Yo no
*Saco la metralleta... ya sabéis lo que va después*
Toooootal.
Las paradojas son aquellas historias o frases -o algo- que actúa con lógica, y esta se contradice a si misma -la lógica, claro xd.-
Y como no hay nada que hacer, os dejo algunas.
¡A romperos el coco!

CINCO PARADOJAS QUE OS HARÁN PENSAR (Espero)




La paradoja del abuelo. (Mi favorita)

Imaginemos esta situación.
Alguien inventa la máquina del tiempo.
Llámemosle Paco (?)
Pues Paco, porque es un sádico de la vida, decide viajar en el tiempo, y mata a su abuelo antes de que este tenga hijos.
Al hacer esto, Paco no ha nacido, por lo que no pudo inventar la máquina del tiempo por lo que no pudo matar a su abuelo.
Ehé


La paradoja de Abilene

Ahora imaginemos lo siguiente.
Hay un matrimonio y su suegra jugando a las cartas.
Entonces el suegro propone hacer un viaje a Abilene. (A saber dónde)
-¡Gran idea! -Dice la mujer.
-A mi me parece bien. -Dice el marido. - ¿Y a tu madre tambien?
-Por supuesto. -Responde ésta.
Tras realizar el viaje, con más horas de lo previsto, malhumorados y agotados, la suegra dice:
-Menudo viaje. Hubiera preferido quedarme en casa, pero acepté porque estaban muy ilusionados
Entonces el marido dice que vino solo por satisfacer al resto, mientras que la mujer aceptó solo porque no quería aguar el plan.
Al final, perplejos, se dan cuenta de que ninguno quería ir de viaje.




La paradoja de la serpiente.

Un uróboro es una palabra griega que representa a un animal que engulle su propia cola, formando un círculo. Si dicho animal, por ejemplo, una serpiente, comienza a comerse su cola y termina tragándose todo su cuerpo... ¿Dónde estaría la serpiente?



La paradoja de pinocho.

Cada vez que Pinocho miente le crece la nariz. Pues bien.
Un día dice:
¡Ahora me va a crecer la nariz!
¿Qué ocurre?
Si no le crece significaría que es mentira, por lo que crece, y al hacerlo, la frase se converte en verdad, haciendo esta mengüe.



La paradoja de Aquiles y la tortuga.

Aquiles y una tortuga juegan una carrera. La distancia a recorrer es de 200 metros. Como Aquiles corre 10 veces más rápido que la tortuga, arreglan que le dará 100 metros de ventaja. Los dos se ponen en posición, y empieza la carrera. Aquiles empieza a correr, y avanza los 100 metros que le dio de ventaja a la tortuga. Pero en ese tiempo, la tortuga ya avanzó 10 metros, de modo que todavía lo aventaja. Cuando Aquiles recorre esos 10 metros, la tortuga ya avanzo 1 metro más. Aquiles sigue corriendo y avanza ese metro, pero la tortuga en el mismo tiempo ya ha avanzado 10 centímetros. Así siguen corriendo, sin que Aquiles puede alcanzar nunca a la tortuga. 


Ya está, yo he escrito el primero porque me lo sé de memoria xd.
¿Os han hecho pensar?
Dejadmelo en los comentarios.
xox.


No hay comentarios:

Publicar un comentario